Autoayuda contra la adicciones, codependencia, alcoholismo, trastornos de la alimentación, abuso de las drogas, adicción a las compras, al juego, a las deudas y al sexo


  Las medidas de autoayuda proporcionan alivio rápido contra ansiedad y depresión y después de un año una recuperación virtualmente completa de adicciones, codependencia, alcoholismo, trastornos de la alimentación, abuso de las drogas, adicción a las compras, al juego, a las deudas y al sexo y los síntomas de trastornos depresivos.  Las medidas de autoayuda se relacionan con el noveno paso de recuperación de la codependencia, 'cómo lidiar con aquellos que nos han lastimado'.  El éxito de estas medidas está respaldado por la evidencia científica del descubrimiento del origen biológico de las adicciones que se publicó en una revista de medicina.


Esta es una versión laica basada en mi artículo publicado en la revista Medical Hypotheses que se titula, The Toxic Mind: the
biology of mental illness and violence (La mente tóxica:  la biología de la enfermedad mental y la violencia), Elnora Van Winkle.

Resumen – La continua represión de las emociones durante las peleas o las reacciones de escape da como resultado la degeneración y toxicosis endógena en las neuronas noradrenérgicas.  La disminución de los niveles sinápticos de norepinefrina está relacionada con la depresión.  Durante las crisis de desintoxicación periódica, un exceso de norepinefrina y otros metabolitos inundan las sinapsis.  La norepinefrina sobreestimula las neuronas postsinápticas y provoca síntomas que van desde una leve ansiedad hasta un comportamiento violento. Algunos de los otros metabolitos, que pueden incluir dopamina, epinefrina, serotonina, ácido aminobutírico gama, péptidos, aminoácidos y diversos productos de desecho metabólico que se unen por medio de receptores noradrenérgicos y alteran la neurotransmisión.  Cuando éstos evitan que la norepinefrina estimule las neuronas postinápticas, la depresión vuelve.  Se propone un mecanismo para lograr la unión de la norepinefrina y los efectos de los otros metabolitos, muchos de los cuales se cree que son neurotransmisores.  Las distintas proteínas receptoras que presumiblemente son específicas para los neurotransmisores falsos, pueden más bien codificar recuerdos determinados.  El cambio entre comportamiento depresivo y eufórico es una característica de casi todos los transtornos neurológicos y mentales, incluyendo las adicciones, la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y los transtornos psicosomáticos.  Cuando las toxinas se acumulan en las regiones del cerebro que controlan actividades específicas, los síntomas que se presentan se relacionarán con esas actividades, lo que originará desórdenes supuestamente distintos que representan el mismo proceso de desintoxicación.  La recuperación se puede lograr por medio de terapia y medidas de autoayuda que involucran la liberación y el reencauzamiento de las emociones reprimidas.


Testimonios


“Estuve mentalmente enferma y encerrada en pabellones para pacientes violentos en instituciones mentales por muchos años. Tenía adicciones graves y sufría de intensa ansiedad y depresión.  Volqué mi enojo contra mi misma y lo convertí en ira suicida.  Ahora a la edad de 70 años, luego de utilizar las medidas de autoayuda durante unos meses, mi ansiedad y depresión desaparecieron.  En el transcurso de un año me liberé de todos los problemas emocionales y adicciones.  Ahora, aún conservo todas las emociones con las que nací tales como ira, tristeza y gozo,  pero mi mente está en paz”.   Ellie

 “Incansablemente busqué ayuda para curar mi depresión, pánico, miedo y el sentimiento de vacío en mi vida.  Por fin tengo autorización para expresar mi ira en una forma que no tendrá efecto sobre otras personas o me dejará sintiéndome mal, equivocada, culpable o peor.  Puedo sentir cómo las toxinas salen de mi cuerpo.  Está funcionando y me siento muy emocionada.  Se está convirtiendo en realidad. Me siento viva por primera vez en mi vida.  Siento gozo y un sentimiento de bienestar y alivio.  Su teoría es brillante, simple y hermosa”.  Cathy

“Lo que en realidad hizo la diferencia para mí fue el concepto de reencauzamiento…de devolver la ira a aquellos que la ocasionaron.  No arregló mi matrimonio, lo rescató.  Habíamos hablado de separación.  Y la causa principal del divorcio habría sido ‘arranques incontrolables de violencia’ de mi parte. He sufrido de depresión crónica durante 25 años, pero hace ya tres meses que no me siento deprimida.  No puedo creer que diga esto, pues estuve dando vueltas en la misma dirección durante 10 años de terapia.  Ahora confío en mi propio cuerpo y mi alma para saber qué camino debo tomar”.  Lynn

“Me conmovió su historia.  En verdad es maravillosa y dice mucho sobre la eficiencia de su método.  Tuve un serio episodio de depresión que casi me costó la vida.  Estaba desesperado.  Traté de gritar y pegarle a objetos inanimados para convertir la depresión en ira y los resultados son sorprendentes.  Mi depresión se alivió inmediatamente.  Descubrí la ira reprimida en contra de mi madre y funcionó tan bien que ahora ya entiendo el origen del término "inundación".  Ahora me siento mucho mejor.  Tuve mi peor ataque suicida cuando tomaba antidepresivos.  Ya no los utilizo más y  he perdido el interés en la violencia de la televisión.” Frank

 “He seguido reencauzando y conectando mentalmente los "malos" sentimientos, aquéllos que me hacen sentir insignificante, vulnerable, con poca autoestima, abandonada, sola, estúpida o fea.  Debido a que generalmente me siento "pequeña" cerca de otras personas, practico este ejercicio mental aún en el trabajo.  Eleva mi  deprimido estado de ánimo en minutos.  Mi constante depresión que duró casi un año ya casi está curada.  ¡Sí  funciona!  Ahora me siento mucho mejor.  Dar palizas a la cama no funcionó para mí.  En vez de hacer esto, tomo una clase de  ciclismo con música fuerte, agresiva y estridente y mientras hago ciclismo como una loca, imagino mi fuerza para derribar a mis verdugos.  Es una actividad de entrenamiento físico y me siento muy aliviada.  Sus caras cada vez aparecen menos.  Le deseo lo mejor Ellie y a sus hermosos mensajes. Usted es una salvadora de vida y una sanadora muy dedicada”.  Cindy

La palabra del Nuevo Testamento que define pecado, ‘hamartia,’ se origina del deporte de arquería y literalmente significa "no dar en el blanco"  ¡ira mal encauzada! El mandamiento bíblico, en el Antiguo y Nuevo Testamento, es: "Estar enojado y no pecar."


 Autoayuda contra la adicciones, codependencia, alcoholismo, trastornos de la alimentación, abuso de las drogas, adicción a las compras, al juego, a las deudas y al sexo


                                                               “Si no exteriorizas lo que está en su interior,
                                                                                   eso te destruirá”.
                                                                               El Evangelio gnóstico de Tomás

La cólera reprimida causa ansiedad y la depresión.

Cuando usted aprenda esta biología simple, las medidas de autoayuda se volverán naturales. Todos los niños nacen con un enojo saludable, el cual es parte de la reacción a la pelea o al escape. Cuando los padres nos maltratan o nos descuidan emocionalmente, aunque sea en forma involuntaria, esto nos hace esconder nuestro enojo justificable. Ningún padre necesita ser perfecto, sin embargo nos deben permitir liberar nuestro enojo. Esconder el enojo hace más daño que el mismo trauma. Es abusivo. Incluso la canción de cuna, ‘duérmete niño, no llores más’ sirve al padre, no al niño. Pero los padres probablemente tenían que esconder el enojo al igual que los niños y esta recuperación también es para ellos. Nosotros formamos relaciones codependientes, que son nuevos pronunciamientos de las relaciones infantiles, que se formaron inconscientemente con el propósito de liberar el enojo y el sufrimiento reprimido. Muchos de nosotros hemos buscado compañeros, jefes y amigos que nos recuerden a nuestros padres y hemos sido infelices en estas relaciones.

La lista de trastornos que surgen como consecuencia de la depresión es larga e incluye además de codependencia, alcoholismo, abuso de drogas, abuso de sustancias, comer en exceso, codependencia, trastornos de la alimentación, adicción al juego, a las compras, al sexo, depresión, trastorno obsesivo compulsivo, conducta compulsiva y también depresión y ansiedad crónica, compulsiones de todas clases, enfermedad mental, trastornos nerviosos que incluyen las enfermedades de Parkinson y de Alzheimer, conducta agresiva y violenta, crímenes, guerra y violencia social.  Muchas personas asisten a los programas de 12 pasos, alcohólicos anónimos(AA), comedores anónimos, (CA) NA, CA, GA, DA, ACA, Hijos adultos de alcohólicos, (ACOA) Alanon, Codependientes anónimos (CODA).

Toxicosis cerebral ocasiona desórdenes emocionales.

Hay una inundación de la cólera en la mente de la humanidad. Cuando se reprime el enojo, cantidades tóxicas de neurotransmisores en el cerebro obstruyen las vías neurales en donde se almacenan las memorias de nuestros padres (1).  No recordamos el trauma de la infancia. Durante las crisis periódicas de desintoxicación, estas toxinas, que representan enojo reprimido, inesperadamente inundan las vías y ocasionan síntomas nerviosos excitativos que se clasifican desde ansiedad moderada hasta manías, incluyendo ira desorientada. La depresión sigue. Debido a que ciertas áreas están más obstruidas que otras, el enojo frecuentemente se desorienta a través de las neuronas equivocadas, si se puede decir así. Esto significa que el enojo puede estar dirigido hacia la persona equivocada o hacia el mismo interior como culpabilidad o hasta pensamientos suicidas. Cuando los pensamientos y las emociones están desorientados, nuestro pensamiento se puede volver ilusorio, incluso sicótico. Pero los síntomas nerviosos excitativos son crisis de desintoxicación y eventos de sanación, una apertura de puertas para liberar el enojo reprimido. Si mentalmente dirigimos el enojo hacia nuestros padres durante estos síntomas, se pueden abrir más puertas y esto acelera la recuperación. La recuperación es un proceso periódico de desintoxicación. El deseo de estimulantes y adicciones sofocantes no cesará hasta que haya finalizado el proceso de desintoxicación, ya que como en la homeopatía, los estimulantes provocan crisis necesarias de desintoxicación.

Las medidas de autoayuda aceleran la recuperación.

La recuperación se puede acelerar  si durante el día reconocemos los síntomas nerviosos excitativos como señales de inicio de enojo. En lugar de ocultar los síntomas, sienta el miedo, reconózcalo como un enojo fundamental, libérelo y rediríjalo. Golpearnos el pecho cuando confrontamos a alguien en una interacción presente es una señal de enojo reprimido relacionada con nuestros padres. Este enojo se puede liberar si golpeamos una cama y gritamos a nuestros padres mientras los imaginamos o pensamos en ellos. NO estamos atacándolos a ellos sino a la enfermedad en ellos. Si esto sería muy escandaloso para gritarlo a viva voz, el enojo se puede redirigir al hablar con tranquilidad a nuestros padres en nuestra mente. Las voces paternales permanecen en nuestras mentes diciendo cosas como "Debes estar avergonzado de ti mismo" y ayuda decir "Aléjate de mi mente". Otros síntomas que señalan el inicio del enojo son ansiedad, miedo neurótico, ataques de pánico, pensamientos o conducta compulsiva, manía, paranoia y resentimientos. Todas estas son crisis de desintoxicación y oportunidades para liberar y redirigir el enojo. Examine cuidadosamente el miedo y otros síntomas que lo impulsan al enojo y rediríjalo. Es importante redirigir el enojo durante todo el día. Los síntomas podrían ser deseos de estimulantes, químicos o sicológicos. Estos podrían ser culpabilidad, baja autoestima o pensamientos suicidas y se ocasionan cuando el enojo se dirige hacia nuestro interior. Los síntomas podrían ser enojo desorientado, ira o conducta agresiva hacia alguien inocente o parcialmente inocente. Si el enojo es intenso y fuera de proporción en una interacción presente, es enojo reprimido de traumas anteriores y requiere que se redirija hacia las personas que abusaron en el pasado. Es importante no dirigir el enojo hacia otros en persona. Si se provoca enojo excesivo en una interacción presente, el enojo apropiado se puede expresar serenamente después de que se haya liberado más al golpear una cama. No es necesario recordar el trauma anterior con detalles. Las características de abusadores similares, por ejemplo figuras autoritarias masculinas o femeninas, están determinadas en las vías neurales comunes y esto acelera el proceso de desintoxicación para recordar a todos los abusadores pasados durante una crisis de desintoxicación. Estos podrían incluir parientes, jefes, personas con autoridad, compañeros o amigos. Incluso ideas de Dios como una autoridad paternal se almacenan juntos con características de abusadores pasados y contribuyen a enfurecernos con Dios también. El Dios verdadero está ayudándonos a sanar.

Los cambios de estado de ánimo pueden empeorar, pero son temporales.

A menudo hay un 'elevación momentánea' después de una liberación de enojo, el cual tiene una acción antidepresiva rápida. Esto no significa que haya superado la inundación. A la ‘elevación momentánea’ la puede seguir una depresión o un sueño parecido al que producen las drogas. La siguiente crisis de desintoxicación brindará alivio a la depresión. Es importante llorar y expresar los sentimientos de tristeza, los cuales pueden ser intensos y durar varios meses. Los dolores de cabeza, el sudor y la fiebre son comunes.

Se puede superar la inundación en poco tiempo.

La etapa posterior a la inundación es cuando se ha liberado la mayoría del enojo reprimido. No existe una cura imprevista sino una liberación drámatica de ansiedad y depresión  y cesarán los mayores cambios de estado de ánimo. Después de la publicación de un artículo más detallado en Internet (2), aquéllos que mentalmente redirigieron el enojo todo el día, superaron la inundación. Las personas que superaron dicha inundación comparten las características de personas normales como describió Arthur Janov (3). Ellos se sienten vivos, incluso contentos, son amigables a pesar de que disfrutan de estar solos, son pacientes, a pesar de que no pueden estar presionados, se sienten tristes pero no deprimidos y experimentan la felicidad. Forman relaciones más sanas y no tendrán compulsiones y son incapaces de ser violentos a menos que sea en defensa propia. Tienen una postura relajada, concilian el sueño fácilmente y no experimentan un sueño parecido al que producen las drogas. Trabajan eficientemente y buscan placer cuando no están en el trabajo. Mejoran la memoria a corto plazo y la concentración. El cociente intelectual puede aumentar. Muchos recuerdos de la infancia regresan a la mente sin emociones dolorosas asociadas. El perdón no es un acto consciente pero llega naturalmente después de la inundación y las relaciones con los padres que han sido tensas, a menudo se vuelven amigables. El enojo es suave y se relacionará más con las interacciones presentes, aunque puede haber enojo anterior combinado debido a que después de cualquier expresión de sentimientos, se presenta una depresión confusa que puede durar mucho tiempo. Esto significa que será necesario continuar redirigiendo el enojo quizás por un año. Es indispensable continuar sintiendo enojo y enfrentarlo serenamente si es necesario en interacciones presentes, ya que las neuronas se pueden obstruir de nuevo y los cambios de estado de ánimo pueden aparecer de nuevo.

Mejoramiento de la salud física.

La toxicosis cerebral ocasiona exceso y falta de estimulación periódica de la glándula pituitaria y otros órganos de control, ocasionando enfermedades periferales. Cuando finaliza el proceso de desintoxicación, los desórdenes psicosomáticos, mejor denominados neurógenos, desaparecen. La salud física se mejora en gran proporción debido a que las vías neurales se esclarecen y el sistema nervioso puede hacer su trabajo diario de desintoxicación. A menos que el daño orgánico haya sido irreversible, los desórdenes físicos probablemente desaparecerán, especialmente si se hacen cambios en la dieta. Después de la inundación, las personas comúnmente no pueden tolerar la comida chatarra o los estimulantes y descubren que cambian con naturalidad a dietas saludables de alimentos principalmente naturales. Evitar estimulantes, azúcar refinada, pan y productos lácteos puede ayudar a prevenir depresiones futuras y síntomas nerviosos.

La liberación de todas las adicciones y la euforia verdadera son permanentes.

Después del período de depresión confusa se recuperan las emociones normales y la adicción se detiene. Finalmente, aparece una euforia sostenible, que no es una ‘elevación momentánea’ y que se definiría mejor como una liberación de ansiedad y angustia. Hemos nacido de nuevo, ahora somos capaces de amar y ser amados.

                                                                  “Si exteriorizas lo que está en tu interior,
                                                                                    eso te salvará”.
                                                                        El Evangelio gnóstico de Tomás

Nota del autor

No fui un niño de quien los estándares de la sociedad hayan abusado, pero mi madre me abandonó en mi cuna llorando y escuché la ira de mi padre, no contra mí, pero sí contra mi madre, mi hermano y mi hermana. Aprendí a esconder mi enojo justificable a muy corta edad. Yo era un niño autista y a los veinte años me diagnosticaron esquizofrenia y me encerraron por cuatro años en un pabellón violento de un hospital mental. Pasé mucho tiempo en el cuarto de control encolerizado contra las mantas apretadas de una camisa de fuerza o dirigí mi enojo hacia mi interior en una ira suicida. Uno de los tratamientos de shock no me dejó inconsciente y sentí dolor y pánico conforme la electricidad salía completamente de mi cuerpo. Era como ser electrocutado pero estando vivo. En los siguientes treinta años me encerraron en más de veinte hospitales, me diagnosticaron de nuevo muchas veces y me administraron todos los medicamentos conocidos por la psiquiatría. A los  60 me diagnosticaron de nuevo un desorden depresivo mayor, luego depresión maníaca y tenía síntomas de las enfermedades de Alzheimer y de Parkinson. En aquellos años en los hospitales, sólo una enfermera comprendió realmente lo que yo necesitaba. Ella llegó al cuarto donde yo estaba atado a una cama bajo control, me desató y me dio una bandeja de platos plásticos. Me dijo: “Tira estos platos a la pared, cariño”. Si hubiera sabido cómo imaginar a mis padres en la pared, podría haber comenzado a sanar. Yo quería estar encerrado en aquellos hospitales. Nunca supe porqué, pero era una ‘conducta desinhibida’ de una fantasía, una nueva norma de haber sido apresado en mi cuna y una oportunidad de liberar el enojo justificable hacia mis padres. Cuando comprendí esto y utilicé las medidas de autoayuda, me recuperé rápidamente y me convertí en una persona que libera lo que está en su interior. Estudie el artículo cuidadosamente antes de comenzar y escriba (en inglés) y cuénteme cuánto tiempo le tomó superar la inundación.


Referencias
1.Van Winkle, E. The toxic mind: the biology of mental illness and violence, Medical Hypotheses 2000; 54(1): 146-156.
2.    http://www.gocure.com (en ingles)
    http://www.redirectingselftherapy.com (en ingles)
    http://primal-page.com/toxicmnd.htm  (en inglés)
3. Janov, A. The Anatomy of Mental Illness. London: SphereBooks Ltd, 1971.

Cláusula de exención de responsabilidad: La naturaleza de las medidas de autoayuda es de consejo, las cuales se
proporcionan en programas de 12 pasos y no están dirigidos a niños menores de edad y al cuidado de sus padres sin permiso
paternal. Estas medidas son seguras cuando el enojo se redirige y si no hay serias condiciones de salud. No puedo asumir
responsabilidad por falta de comprensión de los conceptos biológicos. Si utiliza estas medidas, lo hará bajo su propio riesgo.
Este artículo no sugiere suspender la terapia o el uso de medicamentos prescritos por médicos.  Las medidas de autoayuda se
pueden utilizar junto con la terapia y los medicamentos.                                                                                              9/9/99



Si lo desea, puede leer la versión completa del artículo (en inglés) en: http://redirectingselftherapy  la cual incluye información
más detallada sobre las medidas de autoayuda.  También puede incorporarse a la lista no interactiva de correo electrónico
sobre Depresión y ansiedad en donde puede comunicarse conmigo (en inglés). En los archivos de esta lista encontrará más
testimonios que en esta página y más información sobre las medidas de autoayuda.

Elnora Van Winkle, Científica dedicada a la investigación, ya jubilada Laboratorios Millhauser Departamento de Psiquiatría
Facultad de Medicina, Universidad de New York
Envíe correspondencia a: Murray Hill Station, P.O. Box 893 New York, NY 10156



Este artículo está también encendido:depresion.html


Para imprimir un folleto, haga clic encendido Folleto En Español, haga clic encendido Acrobat Reader. Imprima la paginación una en una cara del papel, y la paginación dos en la otra cara.


To join a support group click on:


depression-cause-cure


Translation by Global Language Solutions